Loading...

Que rueden tus llantas, no tus pesos. Ahorra inflándolas bien

Más que neumáticos, son tu puente hacia tu destino. Con el paso del tiempo y el uso, llegan a deteriorarse, y más si no son inflados correctamente. Cuando tienen poco aire, acumulan calor y generan daños estructurales internos; cuando están saturados, es más fácil que se rompan tras impactar un obstáculo. Prevente inflándolos siguiendo estos tips:

Uno, cada llanta tiene una presión/medida específica: búscala en su placa, etiqueta de certificación o el manual de propietario del vehículo; dos, verifica su presión cuando esté fría, ¡el calor siempre hace de las suyas!; tres, diminuto, pero enorme: el tapón de la válvula debe estar en óptimas condiciones; cuatro, sigue las recomendaciones de sus fabricantes: Bridgestone siempre estará para ayudarte.

Otras Secciones
¡Otro gasolinazo!
1
¡Emergencia! ¡¿Qué hacer en caso de no tener frenos?!
2
Modernizan caseta México-Cuernavaca
3
¡Aprovecha las promociones de febrero!
4